Yo no digo nada. Yo pienso.
Juan Rulfo, Llano en llamas.